Datos personales

martes, 29 de septiembre de 2015

Una mirada que transforma al mundo

Todos tenemos un dia malo. O al menos un dia no tan bueno. Yo soy por suerte de esas personas que la gente no entiende como se levanta un lunes a las 7 de la mañana con un buen humor como si fuera un viernes a las 6 de la tarde. Y trato de que cada dia sea mejor al anterior, inclusive si mi dia no resulta ser tan perfecto trato de encontrarle la vuelta a todo para estar con la mejor onda. Debe ser porque soy un convencido de que eso bueno se contagia. Y no hay nada mejor que ir contagiando al mundo con buen humor, buenos habitos, buenos modales, buena onda. 
Y es algo tan mio ser asi, esta tan metido en mi esencia, que cuando tengo un dia malo me pongo insoportable. Mejor dicho, no soporto tener malos dias. Me enojo conmigo mismo porque todos los consejos e ideas que doy a aquel que tiene un mal dia para hacer que su humor mejoren no los aplico en mi. Es como que se me hace imposible entender que es normal tener un dia malo, me duele la cabeza, siento que me estan apretando fuerte con las manos y que voy a explotar. Estoy tan acostumbrado a sentirme bien que el dia que me siento mal me derrumbo. Y me doy cuenta que es algo que tengo que cambiar, para poder encarar esos dias de otra manera. Obvio que los cambios llevan tiempo, cuestan y son dificiles de procesar, pero el primer paso es asumir lo necesarios que son.
Ahora, ustedes se preguntaran que tiene que ver todo esto con el titulo de esta entrada. Yo generalmente escribo las entradas antes de titularlas, pero hoy fue al reves. Y fue asi porque durante todo el dia malo que tuve, hubo una sola persona en la que no pare de pensar, que me hizo bajar a la realidad, calmarme, hacer que mi dia sea un poquito mejor. 
Sinceramente me costo mucho entender que yo no tengo que ser siempre el que aconseja al otro y le saca una sonrisa, que yo tambien puedo tener mal humor y apoyarme en el otro para que me saque esa sensacion. 
Escuchar a la personita que amo, pensar en su mirada, esos ojos que te llevan a otra dimension, como no voy a sentirme mejor? Como no sentirse mejor si sabes que incluso en los dias malos, en esos dias que sacas lo peor de vos, ella esta igual ahi con vos? Sentir que te banca y te quiere igual, inclusive con las cosas malas. Mi dia fue transitando de horrible a bueno gracias a que ella estuvo todo el dia encima mio, gracias a que yo se que la tengo a ella. 
Por eso es que hay que asumir que dias malos tenemos todos. Dias en que sentimos que lo peor de nosotros aflora y que no hacemos otra cosa que revelarnos contra el mundo y tratar mal al otro. Dias en que sentimos que no le hacemos bien a nadie. Dias en que la culpa de tratar mal a todos nos gana y nos queremos aislar en nuestro mundo. Tenemos que entender que en esos dias mas que nunca tenemos que apoyarnos en el otro. Dejar que el que nos quiere de verdad nos de una mano. Que en lugar de sentir que lastimamos al otro decir, ¿que puedo hacer para cambiarlo? Como me ayuda esa persona a sentirme mejor? Y entender que si el otro esta ahi con nosotros, nadie lo obliga, esta ahi por propia eleccion, porque nos quiere de verdad y quiere vernos bien. 
Yo lo que escribo hoy es lo que pienso todos los dias de mi vida, trato de aplicarlo siempre para estar para los demas, para ir sacando una risa por el mundo. Y hoy me di cuenta que cuando es al reves y yo necesito que me saquen una sonrisa no me lo permitia.
Por eso agradezco tener a alguien como mi novia que me hizo entenderlo. Porque tu mirada transforma el mundo, me saca los miedos y me hace sentir que todo esta bien. Me haces saber que nunca voy a estar solo, y que si un dia el que necesita que lo hagan reir soy yo, vos vas a estar ahi para hacer una vez mas de mi, alguien mejor.


Una mirada que transforma al mundo. Mi mundo puesto en una mirada.



No hay comentarios:

Publicar un comentario